Tienes 0 Puntos

MENÚ

Para qué sirven los ácidos grasos Omega 3

Desde hace tiempo es imposible no ver determinados productos que publicitan a todo color que incluyen ácidos grasos Omega 3 y lo beneficiosos que resultan para el organismo. Mucha gente se pregunta si realmente el efecto de estos ácidos grasos es tan beneficioso como dicen y hay quienes incluso desconocen de qué se trata, puesto que es normal encontrar estos ácidos grasos Omega 3 en forma de suplementos o como meros aditivos de determinados productos a la venta en supermercados.

Qué son los ácidos grasos Omega 3

Los ácidos grasos Omega 3 son un conjunto de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga presentes de manera natural en algunos alimentos y animales. Los tres principales ácidos grasos Omega 3 que se pueden encontrar son el ácido alfa-linolénico (ALA), el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA). El primero suele estar presente en aceites vegetales como el de linaza, canola e incluso la soja, mientras que el EPA y el DHA está presente en alimentos como el pescado azul. Pero de esto hablaremos más adelante.

Cuando se adquiere en el supermercado un brik de leche que contiene el mensaje “con EPA + DHA”, significa que han sido añadidos ácidos grasos Omega 3 para trasladar a un producto lácteo los beneficios de estos ácidos. Sin embargo, las dosis en las que puede ser encontrado pueden diferir en función del fabricante y distribuidor.

Estos ácidos son en realidad grasas insaturadas muy beneficiosas para la salud que, sin embargo, no siempre han gozado de tanta popularidad. Durante la década de los 70, en plena demonización de las grasas, quedó defenestrada del grupo de alimentos saludables cualquier tipo de grasa, haciendo que las más beneficiosas para el organismo empezaran a ser desaconsejadas por supuestas voces autorizadas por una mera cuestión de inercia.

A día de hoy, se sabe que las grasas insaturadas son valiosos aliados en la lucha contra las enfermedades cardiovasculares y su consumo está aconsejado para mantener el corazón en un estado óptimo.

Dónde se encuentran los ácidos grasos Omega 3

Hay una gran cantidad de alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3, incluso algunos que son consumidos de manera habitual y cuyas propiedades nutricionales se desconocen casi por completo.

Es sabido que una de las mejores fuentes de ácidos grasos Omega 3 es el pescado azul, especialmente el salmón, el atún y las sardinas. Pero también está presente en algunos frutos secos (especialmente las nueces, el fruto seco que mayores valores de estos ácidos grasos tiene) y en alimentos como el huevo, especialmente rico en ácido linoleico.

Otro de los alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3 son los aceites, especialmente los de oliva y linaza. A las múltiples propiedades beneficiosas del aceite de oliva virgen extra se le añaden los altos valores de estas grasas insaturadas, convirtiéndolo en un alimento nutricionalmente muy completo y en un poderoso aliado para combatir la proliferación de los radicales libres y reducir el nivel de triglicéridos en sangre, contribuyendo a una mejora sustancial del estado del sistema cardiovascular.

Hay que comprender que no todas las formas de estos ácidos grasos son asimilables por el cuerpo. Las denominadas formas activas del Omega 3 se encuentran principalmente en el pescado azul, que sigue siendo una de las mejores fuentes de ácidos grasos Omega 3 junto con los frutos secos. Solo los ácidos grasos Omega 3 presentes en el pescado son asimilables por el cuerpo de manera directa, mientras que el ácido linoleico presente en el huevo y en ciertos aceites vegetales es convertido por el cuerpo en ácidos Omega 3.

Propiedades de los ácidos grasos Omega 3

Como seguramente ya sepas, los ácidos grasos Omega 3 presentes tanto en suplementos alimenticios como en los propios alimentos tienen un alto valor nutricional y sus propiedades van más allá del aporte vitamínico que presentan. Y es que está comprobado que los alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3 contribuyen a reducir la probabilidad de sufrir un accidente cardiovascular.

El hecho de que los ácidos ALA, EPA y DHA sean tan eficaces a la hora de reducir el colesterol malo ya les convierte en un nutriente muy a tener en cuenta, pero si tenemos en cuenta que sus beneficios también afectan al sistema inmunitario y mejoran el funcionamiento del sistema endocrino, regulando la producción de hormonas en el organismo, podemos estar hablando de un complemento muy necesario y beneficioso para multitud de funciones básicas del cuerpo que, no obstante y al igual que las vitaminas, no es fabricado por el propio cuerpo, por lo que es necesario administrárselo.

¿Cuál es la mejor manera de administrarle Omega 3 al cuerpo?

Aunque existen muchos alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3, los malos hábitos alimenticios y el frenético ritmo de vida de la sociedad moderna han provocado que se dé de lado la dieta mediterránea y alimentos como el pescado, las verduras o el aceite de oliva dejen de ser consumidos, con los agravios que esto supone para el cuerpo.

Una manera excelente de darle al cuerpo la dosis diaria de Omega 3 que necesita es recurrir a un suplemento, que se encargará de darle al cuerpo la cantidad recomendada por día con todos los beneficios que eso conlleva.

Sin embargo, también es posible recurrir a alimentos que cuenten con dosis añadidas de estos ácidos. Por ejemplo, una de las mejores fuentes de ácidos grasos Omega 3 son los preparados lácteos elaborados con leche que incluya ácidos DHA y EPA. Aunque su cantidad es bastante más reducida que en otros alimentos, la ingesta habitual puede terminar de redondear la cantidad de estos ácidos para tener cubierta la dosis diaria recomendada. En Valentia Biologics ofrecemos múltiples alternativas para consumir Omega 3, como nuestros complementos en sí mismos de Omega 3 de AMClinic o nuestro producto Flax Seed Oil, ambos una alternativa fácil y cómoda para dotar a nuestro cuerpo de los nutrientes que necesita.

Sea cual sea la fuente de la que se obtengan los ácidos grasos Omega 3 (los suplementos son igualmente eficaces, aunque el sabor de los alimentos que lo incluyen es extraordinario y se recomienda encarecidamente su consumo), lo que está claro es que no hay que privar al cuerpo de este nutriente, dados los enormes beneficios para la salud que ofrece. Y, en caso de presentar alguna alergia o intolerancia alimenticia a cualquiera de los alimentos que contienen estos ácidos grasos, el Omega 3 presente en los suplementos puede hacer un buen papel para suplir esa carencia.

PUNTOS DESCUENTO
Te regalamos 6€ solo por registrarte. Y, además, acumula puntos descuento en tus compras.
ENVÍO GRATUITO
Recibe todos tus pedidos sin gastos de envío, vivas donde vivas.