Tienes 0 Puntos

MENÚ

Sistema circulatorio

Mantener un estilo de vida saludable es un gran paso para prevenir afecciones del sistema circulatorio. Si te estás preguntando cómo mejorar el sistema circulatorio, debes saber que no hay milagros ni fórmulas mágicas. La clave está en seguir una dieta variada y equilibrada, practicar ejercicio de manera moderada tres veces por semana y evitar el consumo de productos perjudiciales para la salud como tabaco o bebidas alcohólicas, que contribuyen a acelerar el deterioro de los tejidos del organismo.

Sin embargo, factores ajenos a cada uno de nosotros pueden desequilibrar la balanza. La contaminación ambiental de las grandes ciudades y la predisposición genética pueden influir en el desarrollo de ciertas dolencias que comprometan el buen estado de forma del sistema circulatorio. Por eso, es importante considerar la opción de recurrir a complementos naturales para problemas circulatorios, ya que pueden ayudar a reducir ciertos problemas que pueden poner en jaque el buen funcionamiento del sistema circulatorio.

Hay varios compuestos que pueden ser de ayuda a la hora de mantener en forma el sistema circulatorio. Uno de los más sonados es el Omega 3, un ácido graso presente en el pescado azul y en las nueces y que está artificialmente presente en otros productos, como los preparados lácteos. En combinación con otros compuestos, como la L-carnitina o el citrato de magnesio, pueden ser de enorme ayuda a la hora de hacer que el sistema circulatorio se mantenga en un estado óptimo.

Muchas personas se preguntan cuál es la mejor pastilla para el sistema circulatorio, y lo cierto es que depende de cada caso. Las pastillas que podrás encontrar en nuestro catálogo están pensadas para suplir carencias de compuestos que pueden ser de ayuda para mantener en buen estado ciertas partes del organismo y, en función de cada tipo de necesidad, deberás decantarte por unas pastillas con coenzima Q10, con ácidos grasos DHA u otro compuesto.