• ATENCIÓN AL CLIENTE: 683 685 066
  • ENVÍO GRATUITO

Has acumulado 0 Puntos

683 685 066

ENVÍO GRATUITO

Has acumulado 0 Puntos

No hay productos en el carrito
Menú
No hay productos en el carrito
Menú

Tres claves para mejorar tu rendimiento deportivo

guia rendimiento deportivo
Tres claves para mejorar rendimiento el deportivo

Si te gusta el deporte y te retas continuamente para mejorar tu rendimiento deportivo, en esta guía te damos tres claves que te ayudarán a rendir más y, sobre todo, mejor. Conoce los factores que te harán mejorar en tu entrenamiento o práctica deportiva, ya seas runner, crossfitero o amante de cualquier otro deporte.

Hacer deporte está de moda, por suerte para los que nos gusta estar en forma. Cada vez más personas se dan cuenta de que no estamos hechos para estar sentados diez horas al día, sino para movernos, para retarnos, para superarnos.

Y el deporte es una magnífica forma de hacerlo.

Por eso, una vez pasas la barrera del deportista ocasional y empiezas a tomarte más en serio tu rendimiento deportivo, te preguntas qué puedes hacer para aumentar tus diferentes capacidades en cada entrenamiento y lograr ser más rápido, fuerte, ágil, flexible o resistente.

Si estás aquí, asumimos que ya conoces todas las ventajas o beneficios de hacer deporte, como por ejemplo, vivir mejor y por más tiempo gracias al ejercicio, una de las mejores medicinas antienvejecimiento que existen.

Damos también por hecho que sabes que cuando haces deporte, es aconsejable trabajar las diferentes funcionalidades del cuerpo: no todo es cardio o fuerza. Hay muchos aspectos a tener en cuenta para rendir más en cualquier deporte: equilibrio, potencia, flexibilidad, coordinación, agilidad, resistencia…

La clave está en el equilibrio.

La era de trabajar el cuerpo como si fuéramos un conjunto de músculos compartimentados ya pasó y ahora vemos el deporte como algo más global, que implica mucho más que músculos independientes y que es básico para nuestra salud.

Así que como sabemos que controlas los aspectos básicos del ejercicio, nos vamos a ir directos a profundizar en las 3 claves para mejorar el rendimiento deportivo de cualquier actividad física que practiques.

Pero permítenos que antes definamos qué significa rendimiento deportivo.

Qué es rendimiento deportivo

Si estás familiarizado con el mundo del fitness es probable que hayas oído hablar mucho de este concepto, pero ¿qué significa rendimiento deportivo?

El concepto de rendimiento deportivo tiene múltiples definiciones según el autor que consultes. Vamos a ver de dónde proviene la palabra rendimiento, una definición más técnica y también nuestra propia definición.

rendimiento deporte

 

La raíz etimológica del término “rendimiento deportivo” viene del francés antiguo parformance, que significa cumplimiento y que, a su vez, derivó en la palabra inglesa parformer: cumplir o ejecutar.

Según el Instituto Europeo Campus Stellae, el rendimiento deportivo es una acción motriz, cuyas reglas fija la institución deportiva, que permite a los sujetos expresar sus potencialidades físicas y mentales.

Para ir al grano y simplificar el concepto, esta es nuestra definición:

El rendimiento deportivo es el conjunto de resultados que obtiene un deportista en función de la utilización de los recursos de que dispone.

Como ves, tiene mucho que ver con la eficiencia y con el ser capaz de obtener mejores resultados con menos esfuerzo.

Según las herramientas con las que contemos y el uso que hagamos de ellas, tendremos unos resultados u otros, un buen rendimiento u otro. Por tanto, podemos sacar dos conclusiones sobre qué significa el rendimiento en el deporte:

  1. Es multifactorial y depende de varios aspectos como el rendimiento físico, los materiales, la técnica y otros factores.
  2. Debes poder medirlo para evaluar la evolución y saber si tu rendimiento está mejorando o si te estás estancando.

Buen rendimiento debería ser sinónimo de buenos resultados en tu entrenamiento o actividad física. Si es lo que estás buscando, si quieres un alto rendimiento deportivo, hay tres factores que deberías tener en cuenta en tus entrenamientos.

Pero antes, un par de pautas básicas en la vida de cualquier deportista que se precie… ¿las estarás cumpliendo?

Dos básicos en el deporte

Antes de meternos de lleno en tres de los componentes del rendimiento deportivo que consideramos claves, hay un par de conceptos que queremos destacar y sin los que ningún otro funcionará de la misma forma.

Quizá te sorprenden por su simplicidad, pero en esta era del deporte tan técnico, de los gadgets deportivos de última generación, de las métricas y los grupos de entrenamiento, de los gimnasios y el auge de los entrenadores deportivos online…. muchas veces nos olvidamos de lo más sencillo, de la base del deporte.

Eso es precisamente lo que vamos a ver ahora, para que no se nos olvide que por mucho que queramos mejorar, sin ellos no vamos a ninguna parte.

Apuesta por la calidad

El primer punto básico es apostar por la CALIDAD a la hora de entrenar y de cuidarte.

Cuando llegas a un cierto nivel de competición o estás realizando un entrenamiento más profundo, debes poder servirte de todo lo que te ayude en tu progresión como deportista o atleta, siempre que sea saludable y beneficioso para ti.

mejorar rendimiento deportista

 

Nuestro consejo es que elijas siempre pensando en la calidad de los profesionales, componentes, marcas o productos que necesites en cada etapa de tu desarrollo como deportista.

Y esta pauta vale para todo, ya sea a la hora de comprar un reloj deportivo si crees que ha llegado el momento, unas zapatillas nuevas, si estás considerando contratar a un entrenador o a la hora de decidir qué dieta vas a seguir.

Un ejemplo claro: unas malas zapatillas pueden arruinar no solo tu marca, también tu salud a causa de las lesiones. Y con el resto de elementos que necesites para ejercitarte, lo mismo.

No escatimes a la hora de invertir, sobre todo si tienes en mente mejorar tu rendimiento en cualquier deporte.

Por suerte, hay multitud de empresas y profesionales que hacen muy bien su trabajo y que ponen el bienestar y el éxito de sus clientes en primer lugar. Es tu responsabilidad asesorarte bien y buscarlas para asegurarte de que estás en buenas manos.

Por tanto:

  • Si entrenas con un profesional, pide referencias y resultados previos: un mal entrenador, como un mal entrenamiento, pueden ser nefastos para tu desarrollo.
  • Si vas a comprarte un gadget deportivo, compra uno que valga la pena: no hace falta que te vayas al más caro, pero sí que elijas uno que te ofrezca buenas prestaciones.
  • Si vas a hacer dieta o a complementarla, apuesta por productos de confianza: la salud debe estar por encima de todo lo demás, también a la hora de elegir tu dieta o de suplementarla con complementos alimenticios.

Sin productos o servicios de calidad, prepárate para darle la bienvenida a la frustración, las lesiones y el bajo rendimiento deportivo. Así que tómate tu tiempo para elegir bien.

La constancia, tu mejor compañero

Pregúntale a cualquier persona deportista y te dirá lo mismo: para progresar en cualquier deporte, ejercicio o disciplina, necesitas ser constante.

rendimiento gimnasio

 

La CONSTANCIA es una de las claves para mejorar en cualquier aspecto de la vida: practicar, practicar y practicar, teniendo en cuenta las cosas que mejor te funcionan, cómo eres y qué necesitas, cuál es tu reto, etc.

No importan las circunstancias: la constancia es sin duda el mejor compañero en el deporte y en la vida. Las horas que dediques a entrenar y a mejorar tu rendimiento físico, suelen determinarlo todo.

Nadie pasa de no correr a hacer su primera carrera 10K sin más, de la noche a la mañana. Nadie gana un torneo sin constancia y calidad en sus entrenamientos.

Básicamente, nadie consigue nada que valga la pena sin luchar.

Nos encanta cómo ilustra este vídeo la idea de la importancia de ser constante, de que las cosas no llegan de forma mágica, sino trabajando día tras día, sin desfallecer:

Obviamente, esta constancia en el entrenamiento tiene que estar monitorizada y optimizada. De nada sirve dedicar muchas horas a hacer un ejercicio si lo estás ejecutando mal o no estás midiendo tu evolución.

Ya hemos hablado antes de lo importante que es estar bien asesorado, así que damos por hecho que esto lo tienes bajo control.

Y ahora sí, vamos con esos 3 factores para aumentar tu rendimiento deportivo.

Factores para aumentar el rendimiento deportivo

Nos metemos de lleno en faena dándote tres claves con algunas pautas prácticas para que seas capaz de rendir más en cualquier deporte.

Primera clave: trabaja también la mente

Es increíble el poder que tiene la mente sobre nosotros y nuestro cuerpo. Si se empeña en que no puedes hacer algo, si te crees que no puedes hacer algo, difícilmente lo conseguirás. Así de grande es su poder.

Deportistas de élite como Rafa Nadal tienen en la fortaleza mental una de sus bazas más importantes a la hora de superar retos, como afirma él mismo en esta entrevista:

constancia deporte rafa nadal

 

 

La mente nos ayuda a ser más constantes en el entrenamiento, a esforzarnos más y a llegar donde no pensábamos que podíamos llegar.

Puede que te haya pasado esto: estás en mitad de una carrera y tu mente se empeña en decirte que no puede más, las piernas la escuchan y empiezan a flaquear y tú a creerte que es así, que no puedes más… Si la escuchas, acabas creyéndola y puede que incluso abandonando.

Es en esos momentos, cuando nuestra fortaleza mental debe tomar las riendas de la situación para dar un golpe de autoridad y decir: sí puedo, sí voy a hacerlo.

La buena noticia es que puedes entrenar tu mente, de la misma manera que haces con tu cuerpo, para que sea uno de los principales motores de éxito.

¿Cómo? Por ejemplo, introduciendo alguna de estas tres herramientas prácticas en tu rutina deportiva, como si de un ejercicio más se tratara.

Motivación: saber qué quieres y por qué lo quieres

Puedes ir al gimnasio pensando “a ver qué hago hoy” o puedes ir un objetivo claro y definido en mente (más allá de divertirte y cuidarte, que ya es una gran meta).

Un par de ejemplos:

  • No es lo mismo salir a rodar sin una meta concreta, que hacerlo pensando en una carrera ciclista en la que quieres conseguir podio.
  • No es igual salir a correr por el placer de correr, que hacerlo con el objetivo de bajar de los 4 minutos por kilómetro en la próxima carrera.

Siempre que te pongas un objetivo, conseguirás un extra de motivación.

Y para poder medirlo y saber si vas por buen camino, te recomendamos que sea un objetivo SMART. Esto es:

  • Específico: lo más concreto y entendible posible.
  • Medible: debes poder cuantificar si lo alcanzas o no.
  • Alcanzable: que sea ambicioso y retador, pero también posible.
  • Realista: conseguirlo debe estar dentro de nuestras posibilidades físicas.
  • Tiempo: definido y acotado en el tiempo, con un plazo concreto para lograrlo.

 

objetivo mejorar rendimiento deportivo

La visión de conseguir los objetivos fijados será el empujón definitivo para darlo todo y progresar en tu rendimiento deportivo.

Y no tengas miedo a apuntar alto y a retarte: la capacidad del cuerpo humano es increíble, así que ponte retos que sean asumibles, pero también motivadores.

Un pequeño apunte sobre esto:

No siempre vas a entrenar con un objetivo concreto y medible. El cuerpo y, sobre todo la mente, también necesitan algunos días simplemente divertirse y desconectar. De hecho, el deporte es una actividad perfecta para desconectar de las preocupaciones y tensiones del día a día.

¿Cuántas veces has tenido un mal día en el trabajo y después de una buena sesión en el gimnasio te has sentido mucho mejor? Cuando entrenas no solo quemas grasa, también estrés y mala leche.

Y eso sienta genial.

Es tu turno: toca sacar papel y boli y apuntar tu siguiente reto deportivo. Define en qué consiste, dónde y cuándo será, qué quieres conseguir… Anótalo todo y tenlo bien visible. Será lo que te dará alas y no te dejará flaquear.

Visualización: vívelo antes de conseguirlo

La visualización es una herramienta muy potente. No solo lo decimos nosotros, sino grandes figuras del deporte de todos los tiempos como el mítico Michael Jordan, que visualizaba las posibles situaciones en un partido y cómo reaccionaría.

frase visualización michael jordan
Foto de MGoBlog

Otro de los grandes entre los grandes, Michael Phelps, ha utilizado la técnica de la visualización durante toda su carrera, imaginando cada salida, cada salto, cada brazada y cada victoria antes de que ocurrieran realmente.

Si estos dos genios del rendimiento deportivo apuestan por visualizar, yo de ti le daría una oportunidad.

Es muy sencillo: vuelve al punto anterior y piensa en el reto que quieres conseguir. Imagina cada parte del mismo con todo lujo de detalles: cómo es el lugar, cuántas personas hay, qué llevas puesto, cómo te sientes, qué tiempo hace…

Vive cada detalle, desde los rayos del sol en tu cara a las gotas de sudor resbalando por tu frente. Y, sobre todo, siente ese momento en el que lo consigues, en el que llegas a la meta, la alegría, el orgullo, las felicitaciones…

Repítelo cuantas más veces mejor, si puedes, todos los días antes de dormirte o al levantarte, cada vez que entrenes siente esa victoria antes de que pase y la tendrás más cerca.

También puedes complementar tus visualizaciones con una sencilla herramienta: un visual board.

Se trata de un tablero físico o digital, un documento en el que vas a plasmar esa visión que tienes, ese objetivo que vas a cumplir a través de imágenes y palabras. Lo vemos mejor con un ejemplo:

Si tu objetivo es correr la maratón de Nueva York, tendrás que buscar imágenes relacionadas con ello, como fotos de la ciudad de los rascacielos, de otros maratones que se hayan celebrado allí, algunas tuyas corriendo, etc. Puedes intercalar frases motivadoras y hacerlo todo lo completo y visual que quieras. De eso se trata.

Lo importante es que cuando lo mires, sientas ese chute de adrenalina, ese sentimiento de “quiero hacerlo y voy a por ello”.

De nuevo, no subestimes el poder de la mente. Y hablando de la mente…

Creencias limitantes: detectar y corregir

En ese camino hacia la victoria o la superación de tu reto tendrás que competir contra algo más que los rivales: tus propias creencias limitantes. Esa vocecilla interior que te dice “no podrás”, “no eres suficientemente bueno”, “no llegarás”.

Este es un tema bastante profundo y del que te puedes informar bien en este artículo para aprender a identificar y superar las creencias limitantes en el deporte. Te aconsejamos que le des un buen vistazo y apuntes las tuyas.

Con la idea que tienes que quedarte es que todo deportista, hasta los de más alto nivel, ha tenido que lidiar con este tipo de pensamiento y creencia, ha tenido que trabajar a nivel interno igual que lo hace a nivel externo.

Así que haz el ejercicio de identificar cuáles son tus creencias y apuntarlas en un papel. Lo siguiente que harás será confrontarlas y deshacerte de ellas.

Segunda clave: el descanso del guerrero

No nos cansaremos de decirlo: descansa, reposa, desconecta.

importancia descanso deportivo

 

Es algo muy serio: el descanso deportivo o la recuperación deportiva es uno de los factores más importantes que debes tener en cuenta si quieres, por ejemplo, aumentar el rendimiento deportivo al correr.

Los descansos son tan importantes como los entrenamientos cuando te estás preparando para tu próximo reto, competición o clase intensa.

¿A que no se te ocurriría pegarte una paliza de kilómetros antes de un partido? Puedes dar un paseo, estirar los músculos, visualizar como hemos visto antes, pero no hacer un gran esfuerzo antes de la gran cita.

Los músculos necesitan reposo para mejorar su rendimiento y evitar lesiones, sobrecargas, calambres, fatiga muscular… Y tu mente también necesita desconectar para no acabar quemada o desmotivada.

Después de entrenar, tus músculos han sufrido una carga y necesitan una pausa para recomponerse y, muy importante, para desarrollarse. Sin descanso no hay desarrollo muscular sano: rindes peor y ralentizas tu progresión.

Esto es algo que los deportistas de alto rendimiento saben de sobra y lo aplican en sus rutinas. Lo mismo que el siguiente punto.

Tercera clave: alimentación y complementos

La nutrición para deportistas ha vivido una auténtica revolución en los últimos años. Pero la base sigue siendo la misma: lo que comemos es la gasolina que le damos a nuestro cuerpo. Según sea ese alimento, así será el rendimiento de nuestros músculos, órganos, etc.

El “somos lo que comemos” es algo que los deportistas tienen muy claro. Por eso, nutrición y rendimiento deportivo van de la mano.

Cada vez son más los entrenadores personales que incluyen asesoramiento nutricional o dietas a medida en sus servicios. De esta forma, se aseguran de controlar este aspecto tan determinante para el éxito de los entrenamientos.

ejemplo dieta deportistas
Foto de Ella Olsson (Unsplash)

Este tema daría para un post en sí mismo; aquí solo queremos dejar constancia de su importancia y de varias pautas básicas que no debes pasar por alto, si estás haciendo una dieta para mejorar tu rendimiento deportivo:

  • Tu aporte calórico debe estar en sintonía de tu gasto de energía: ni todos los deportes demandan el mismo esfuerzo ni todas las personas necesitan las mismas cantidades. Desde una base lógica, vamos adaptando cada caso.
  • Busca el equilibrio: no todo son hidratos de carbono o proteínas. Ya sabemos que son los hidratos los que nos aportan energía, pero también lo hacen las grasas saludables. También sabemos que las proteínas son básicas para generar músculo, pero también importan las vitaminas y los minerales.
  • No te olvides de la hidratación, beber es tan importante como comer. El agua es fundamental para el rendimiento deportivo, así que no te esperes a tener sed para beber cuando haces deporte, antes o después.

Por supuesto, la dieta más adecuada dependerá de cada persona y situación, por lo que nuestra recomendación sigue siendo la misma: busca profesionales y productos de calidad para que la dieta sea otro de tus aliados.

Y hablando de aliados, la nutrición para deportistas tiene en los complementos alimenticios una gran ayuda.

Cuando buscas mejorar el rendimiento y hacer frente a entrenamientos exigentes, puedes necesitar un extra o un complemento a tu dieta. Y es en ese momento cuando entran en juego estos suplementos que pueden, entre otras cosas:

  • Ayudar a tu salud articular.
  • Mejorar tu sistema inmune.
  • Cuidar tu salud digestiva.

Sus componentes te ofrecen un extra de beneficios que te pueden venir de perlas.

Vamos a ver 4 ejemplos de complementos alimenticios naturales para deportistas, muy comunes entre las personas que quieren mejorar su rendimiento físico y alejarse de los problemas típicos como las lesiones o la fatiga muscular.

Ginseng

La raíz del ginseng se ha consumido desde hace siglos y ahora la ciencia ha sabido aprovechar sus mejores cualidades para que puedas aprovecharlas en forma de suplementos.

planta ginseng
Planta del Ginseng

Es muy típico escuchar eso de si estás bajo de energía, toma ginseng. Y es que el ginseng es una raíz muy conocida popularmente por su capacidad para subir nuestros niveles de energía. Algo que a cualquier deportista le viene de perlas.

Estos son algunos de sus múltiples beneficios:

  • Sube los niveles de energía para realizar actividades físicas.
  • Ayuda a soportar los niveles de estrés que nos produce el deporte.
  • Favorece el trabajo de los músculos para entrenar de forma más eficiente.

A nivel mental, puede ayudarnos a mejorar la concentración, algo que también influye en nuestro rendimiento como deportistas.

Los complementos deportivos basados en el ginseng están especialmente pensados para personas que quieren aumentar su rendimiento y recuperarse más rápidamente de los entrenamientos.

Es perfecto para combatir la fatiga y aportarnos un extra de energía para comernos las marcas.

Colágeno

¿Qué le pasa a una pared construida con buenos ladrillos, pero sin un buen material que los mantenga unidos y firmes?

Lo mismo que a los huesos que no tienen unas articulaciones en buen estado.

Los dolores en las articulaciones es uno de los problemas a los que se enfrentan los atletas que no tienen en cuenta un componente natural que debemos cuidar y mantener en perfecto estado: el colágeno.

importancia colágeno huesos articulaciones

El colágeno es una proteína que forma parte de nuestras articulaciones (ligamentos, tendones y cartílagos), además de en los huesos. Si pensamos en el trabajo que le damos a estas partes de nuestro cuerpo, es fácil suponer por qué se ha convertido en una sustancia tan importante para los deportistas.

Cada vez son más los que se complementan con colágeno para prevenir o reducir los dolores en articulaciones como las rodillas y para proteger los huesos. Protegiéndolos también buscamos evitar, prevenir y mejorar las temidas lesiones.

En concreto, el colágeno tipo II es más fácil de asimilar por el cuerpo, por lo que está pensado para que le saques el máximo partido a tu complementación.

Si decides cuidar tu salud articular, apuesta por el colágeno y le estarás dando vida a tus articulaciones para disfrutar más de tu práctica deportiva.

Magnesio

Otro de los grandes protagonistas cuando hablamos de suplementos alimenticios para deportistas es el magnesio, conocido por combatir problemas tan comunes y fastidiosos como los calambres, la fatiga y los dolores musculares.

Este mineral interviene en muchas reacciones del cuerpo y cuanto más nos ejercitamos (sobre todo si lo hacemos intensamente), más magnesio perdemos. Si llegamos a tener un déficit de magnesio, podemos sufrir calambres, debilidad o fatiga, entre otras desagradables consecuencias como alteraciones en nuestro ritmo cardíaco.

relajar músculos magnesio

Se suele hablar mucho del potasio para combatir los calambres, pero el magnesio es igual de importante para esto, además de que es imprescindible para relajar los músculos.

Por eso, si quieres estar seguro de tener todo el magnesio que necesitas para rendir más, asegúrate de incluir en tu dieta las legumbres, semillas y cereales integrales, y considera la suplementación como un aporte extra.

En este último caso, hay complementos de citrato de magnesio, que es una forma del magnesio más fácilmente absorbida por el cuerpo. Sin duda, una gran ayuda para que tu ejercicio sea más efectivo y tu descanso más reparador.

Vamos con el último ingrediente de este explosivo cóctel de salud.

L-Glutamina

La glutamina o L-glutamina es un aminoácido esencial para la salud de cualquier deportista y uno de los componentes más utilizados hoy en día en el mundo del deporte para aumentar y mejorar el rendimiento.

Su principal aplicación es la de ayudarnos a recuperarnos de un entrenamiento exigente. Así que, si te estás entrenando de forma más intensa en estos momentos, quizá a tus músculos le vengan bien una ayuda para recuperarse y mantener los niveles de proteína.

De esta forma también disminuirá el cansancio asociado a estos periodos de deporte de más alta intensidad y el peligro de lesionarte.

Otra ventaja de este aminoácido, el más abundante en el cuerpo humano, es su incidencia favorable sobre el sistema inmunológico, lo que significa que estarás menos expuesto a infecciones.

Estos son cuatro ejemplos de todo lo que nuestro cuerpo requiere para rendir más y que en ocasiones es complicado obtener solo a través de la alimentación. Una dieta equilibrada es básica, y complementarla, una opción al alcance de todos hoy en día.

Ginseng, colágeno, magnesio y l-glutamina son cuatro ingredientes con los que puedes complementar tu dieta para aumentar tu rendimiento deportivo. Para eso están los complementos así que, si crees que pueden ayudarte, apuesta por ellos.

Y recuerda una de las primeras pautas que hemos visto en esta guía: busca la calidad en todo lo que haces, también a la hora de elegir un suplemento alimenticio deportivo.

Conclusión: rendimiento es confianza y superación

El potencial del cuerpo humano es increíble y ponerlo a prueba para mejorar el rendimiento deportivo está a tu alcance, siempre que conozcas y pongas en práctica estas claves en tus entrenamientos.

¿Nuestro consejo? Hazlo desde el cuidado y el respeto hacia tu salud y los demás.

Y recuerda que la competencia es buena, pero la única que te demuestra de verdad si estás progresando en tu rendimiento o no, es competir contigo mismo.

Ese es el mayor reto para cualquier deportista. Y en ese reto, contar con profesionales y con complementos que te ayuden es una garantía de estar en buenas manos y de llegar a la meta en las mejores condiciones físicas.

¿Estás listo para rendir más y mejor en tu próximo reto? Cuéntanoslo en los comentarios.

Esta utiliza cookies para ofrecerle un mejor servicio. Antes de seguir navegando, debe revisar y aceptar nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies